Calendario

<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Top Politics Blogs Mi Ping en TotalPing.com BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
δωρεαν αγγελιες
Red Peruana contra la Pornografía Infantil

This website is worth

What is your website worth?
Politics Blogs
VANGUARDIA SINDICAL
eXTReMe Tracker
Directory of Jobs Blogs Button Creator for Free Web Blog Pinging Service Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Blog Flux Theme Directory - Find and Search Blog Themes BlogsPeru.com BloGalaxia Peru Blogs  Bitacoras.com Fans on the page Enhanced with Snapshots
Broadcast Yourself LIVE
Online Reference
Dictionary, Encyclopedia & more
Word:
Look in: Dictionary & thesaurus
Medical Dictionary
Legal Dictionary
Financial Dictionary
Acronyms
Idioms
Encyclopedia
Wikipedia
Periodicals
Literature
by:
outils webmaster
contador gratis
Word of the Day

Article of the Day

This Day in History

Today's Birthday

In the News

Quote of the Day

Spelling Bee
difficulty level:
score: -
please wait...
 
spell the word:

Match Up
Match each word in the left column with its synonym on the right. When finished, click Answer to see the results. Good luck!

 

Hangman

Caso Vikin: Europa y el derecho de huelga

Por Boletin COMFIA - 4 de Enero, 2008, 13:07, Categoría: General

Caso Viking: Europa y el derecho de huelga

Una sentencia que sitúa la libertad de establecimiento de las empresas como un baluarte inexpugnable del proyecto europeo, que sin situarlo por encima del derecho fundamental a la huelga, puede llegar a condicionarlo de manera sustancial.
Joan Coscubiela

04-01-2008 - Los que tenéis por costumbre seguir el bloc "metiendo bulla" ya estaréis alerta. Al resto, deciros que este comentario tiene que ver con una reciente sentencia - llamada el caso Viking- dictada por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en relación a las condiciones y límites de ejercicio del derecho de huelga en un país de la UE, en este caso Finlandia, cuando este ejercicio se pueda considerar que limita el derecho de libre circulación y establecimiento de las empresas en un territorio de la UE. Mientras trabajo en este comentario, aparece en la prensa una referencia a otra sentencia del mismo Tribunal sobre un conflicto en Suecia. O sea, que por lo visto estamos ante una tendencia jurisprudencial del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

No reproduciré los términos de la sentencia ni su contexto, porque los análisis hechos por Antonio Baylos, Miguel Falguera, Eduardo Rojo y el propio José Luis López Bulla son bastantes ilustrativos al respecto. Ahora me gustaría profundizar un poco en las razones que hacen posible una sentencia con estos contenidos y también, cuál tendría que ser la respuesta del movimiento sindical europeo.

Me atrevo a decir que esta sentencia expresa las contradicciones que siempre han existido en los países europeos - no solo en la UE - en relación a la huelga, a su carácter de derecho fundamental y a su alcance. Como saben muy bien los juristas y los sindicalistas, la huelga en algunos de estos países ha quedado limitada a una acción de carácter profesional para reclamar derechos contractuales de los trabajadores y trabajadoras.

En España eso nos puede parecer extraño, porque desde el 20 de junio de 1985 hasta el 20 de junio del 2002 el sindicalismo hemos venido ejerciendo este derecho de manera muy amplia. Y la doctrina construida por el Tribunal Constitucional en base a la redacción de la Constitución Española es de las más adelantadas, reconociendo las huelgas por intereses socioeconómicos de los trabajadores, aunque la legislación española en el sentido estricto es pre-constitucional. Valga pues este comentario porque valoramos lo que ha significado la Constitución española y la doctrina del Tribunal Constitucional en este sentido. La sentencia comentada tiene que servir también para dar valor a lo que se ha conseguido en España a partir de un sindicalismo que ha forzado los límites del ejercicio del derecho de huelga y un Tribunal Constitucional que lo ha avalado.

La sentencia también es expresión de la confusión existente en el conjunto de la Unión Europea con respecto a su naturaleza y los principios o valores que le dan alma, si es que la tiene. Desde sus inicios como CEE ha existido una dialéctica muy fuerte, no resuelta todavía, entre las concepciones que sitúan la Unión Europea como un espacio económico, con más o menos regulación para garantizar los principios económicos que la hacen nacer, ante los que pensamos y defendemos que la UE tiene que ser sobre todo un proyecto social y político que dé respuesta a las realidades de una economía y un mercado cada vez más mundializado, que exige contrapoderes sociales y políticos. Este conflicto sobre dos maneras de entender la UE está presente en todas las instituciones europeas, también en el Tribunal de Justicia, y la sentencia comentada es un buen ejemplo.

Este conflicto sobre la naturaleza está presente también dentro de los estados nacionales y de sus actores sociales y políticos. Últimamente, y con motivo del debate sobre la Constitución Europea, hemos podido comprobar cómo esta dialéctica entre la Europa económica o la Europa social y política quedaba superada por la instrumentalización europea por parte de las políticas locales. En el proceso de construcción de la UE todavía pesa más la dialéctica Estados nacionales - UE, que la dialéctica izquierdas - derechas.

Sólo desde esta contradicción se puede entender una sentencia como la comentada, que sitúa la libertad de establecimiento de las empresas como un baluarte inexpugnable del proyecto europeo, que sin situarlo por encima del derecho fundamental a la huelga, puede llegar a condicionarlo de manera sustancial. Supongo que ahora se entiende más el posicionamiento de los que hemos defendido la importancia de la Constitución Europea - non nata - y de la constitucionalización de la Carta de Derechos fundamentales de la UE, que al final ha quedado, después de la firma de Lisboa en un entorno más complejo y menos claro. Habrá que ver como evoluciona su interpretación y como el movimiento sindical la fuerza en termas progresistas.

¿Qué hacer ante esta tendencia? Los modernos dirían que lo primero de todo es "tener relato". O sea, tener un proyecto sindical europeo. Que el conjunto del sindicalismo europeo tuviera muy claro - y todavía no lo tiene - que la única posibilidad de ejercer el conflicto social en el siglo XXI es situarlo en el marco global, en este caso en el marco de la Unión Europea. Empezando por constitucionalizar los derechos fundamentales, los de matriz liberal, pero también los derechos de matriz social, como los de huelga, libre sindicación.

Ya veremos qué da de sí la nueva comisión de sabios creada por la UE y presidida por Felipe González. Aunque a algunos les pueda sonar a ingenuidad creo que tenemos que aprovechar la oportunidad para dar el debate de las ideas también en este foro, a través de la CES. Y evidentemente continuar ejerciendo el conflicto. No es la primera vez que en la historia del movimiento obrero se dan procesos en que el marco legal o los tribunales pretenden restringir el ámbito del conflicto. Y la respuesta del movimiento sindical siempre ha sido la misma, no resignarse y presionar en la dirección contraria, la de ampliar las costuras estrechas de la ley y los tribunales.

El año 2008 tendremos una oportunidad. El día 7 de octubre de 2008 - es el día 7, insisto porque un error en una nota interna de la CS de CCOO ha podido llevar a confusión al respeto. Decía que el día 7 de octubre de 2008, la Confederación Sindical Internacional se presenta en la sociedad global con una jornada de acción sindical mundial, con los objetivos amplios de trabajo decente y la defensa de los Objetivos del Milenio de las NNUU. Como es obvio eso quiere decir cosas diferentes en cada país o región, por eso la CSI ha delegado en la CES la concreción en Europa de los objetivos y de las formas que tiene que tener la convocatoria. Personalmente pienso que además de otras cosas, este hito es una buena oportunidad para insistir en que trabajo decente requiere de los derechos sindicales que en Colombia pasan porque los sindicalistas no sean asesinados impunemente y en Europa por impedir que los derechos colectivos no queden supeditados a un derecho como el de la libre circulación de capitales o de libertad de establecimiento empresarial.

Algunos ya hemos empezado a trabajar para convencer a más gente de que las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas no son una anécdota. Hoy se han convertido en uno de los terrenos de juego del conflicto social en Europa. O mejor dicho, nos jugamos el terreno de juego del conflicto social.

Aunque hoy pueda sonar demasiado utópico o ingenuo, con la convocatoria de la Jornada de Acción Sindical Mundial para el día 7 de octubre ya hemos empezado a construir el nuevo relato del conflicto social del siglo XXI. Como siempre, no será fácil, pero lo más difícil era empezar.

Joan Coscubiela, secretario general de CCOO de Catalunya
El Blog del Coscu

Traducido del original en catalán por la redacción de Comfia.info

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Google