Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Top Politics Blogs Mi Ping en TotalPing.com BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
δωρεαν αγγελιες
Red Peruana contra la Pornografía Infantil

This website is worth

What is your website worth?
Politics Blogs
VANGUARDIA SINDICAL
eXTReMe Tracker
Directory of Jobs Blogs Button Creator for Free Web Blog Pinging Service Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Blog Flux Theme Directory - Find and Search Blog Themes BlogsPeru.com BloGalaxia Peru Blogs  Bitacoras.com Fans on the page Enhanced with Snapshots
Broadcast Yourself LIVE
Online Reference
Dictionary, Encyclopedia & more
Word:
Look in: Dictionary & thesaurus
Medical Dictionary
Legal Dictionary
Financial Dictionary
Acronyms
Idioms
Encyclopedia
Wikipedia
Periodicals
Literature
by:
outils webmaster
contador gratis
Word of the Day

Article of the Day

This Day in History

Today's Birthday

In the News

Quote of the Day

Spelling Bee
difficulty level:
score: -
please wait...
 
spell the word:

Match Up
Match each word in the left column with its synonym on the right. When finished, click Answer to see the results. Good luck!

 

Hangman

22 de Diciembre, 2006

Costa Rica: Lucha por el reconocimiento legal de los accidentes laborales

Por Rosablanca - 22 de Diciembre, 2006, 20:53, Categoría: General

RED DE SEGURIDAD Y SALUD en el TRABAJO - RSST __________________________________________________ From: Fabio Duran Valverde <duranf@oit.org.pe>
Subject: Articulo interesante -saludos

Costa Rica
La Nación, 21 de diciembre de 2006
Accidentes ocupacionales

Lucha por el reconocimiento legal de los accidentes laborales

Shirley Garita R.
IREST, Universidad Nacional


Pasadas las 4:20 p. m. del 22 de noviembre, en barrio San Lorenzo, Alto Zapotal de San Marcos de Tarrazú, un camión que transportaba nicaragüenses recolectores de café cayó en un precipicio de 200 metros. El accidente causó 4 muertos y 15 heridos.

El Juzgado Penal de Cartago dictó medidas cautelares contra el conductor, un joven de 21 años. La Fiscalía Adjunta de Cartago tiene a cargo la investigación por homicidio culposo y lesiones culposas.

Los medios divulgan este tipo de accidentes de trabajo como simples sucesos causados por la fatalidad, pero las publicaciones del 23 y el 24 de noviembre rompieron el esquema en la cobertura, antes encasillada como "muerte de personas en el sitio por accidente de tránsito".

Enfoque. Más allá de las valoraciones éticas, parece que los medios impresos (única fuente analizada) cambiaron el enfoque al divulgar el hecho como un "acciden-te ocupacional" en el que medió el transporte vehicular, y no como un suceso de tránsito más.

Interesante es observar cómo el enfoque y la interpretación de esta tragedia fueron distintos, en especial al considerar que con este accidente se superó en Costa Rica en el 2005 la cifra de "muerte de personas en sitio por accidente de tránsito".

El Programa Salud y Trabajo en América Central (Saltra) del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IREST) de la Universidad Nacional, ha venido dando voces de alerta sobre la despro-tección e invisibilización de un sector de la economía cada vez más grande pero más vulnerable: los trabajadores migrantes.

En particular, el proyecto Empoderamiento del sector informal rural: Salud de la población trabajadora migrante temporal en Los Santos ha demostrado con números la importancia creciente y el aumento de la mano de obra migrante temporal en la recolección de café. Parece que, al fin, estas voces comienzan a tener eco.

Perspectiva. Los datos de Saltra han despertado el interés de sectores políticos, medios de comunicación, comunidades y los migrantes. Un ejemplo fue la cobertura mediática de la noticia desde una perspectiva más amplia.

Las reacciones son de esperar ante tragedias como la de Los Santos, una de las comunidades cafetaleras más importantes. Saltra espera que la comunidad, las organizaciones y las instituciones involu-cradas tomen conciencia sobre la necesidad de invertir en salud, seguridad e higiene de los trabajadores temporales.

La muerte de estas personas debe convertirse en el "bastión de estoque" en la lucha por el reconocimiento legal de los accidentes laborales, por los contratos de trabajo en condiciones dignas y por el acceso a los servicios de salud para los trabajadores migrantes temporales.


RED DE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO - RSST =========================================================================

RSST (subscripción,archivos,miembros, otros) http://www.rsst.net

Biblioteca Virtual en Salud de los Trabajadores: http://www.cepis.ops-oms.org/bvsast/e/home.htm

Programa Safe Work - OIT http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/index.htm

Centro Internacional de Información sobre Salud y Seguridad en el Trabajo - OIT http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/cis/index.htm

AUSPICIADORES:

Organización Panamericana de la Salud (OPS-OMS) http://www.paho.org

Organización Internacional del Trabajo (OIT) http://www.oit.org http://www.oit.org.pe

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Google

JALADOS EN LIBERTAD SINDICAL

Por LILIA GUERRA PARA LA REPUBLICA - 22 de Diciembre, 2006, 20:42, Categoría: General


La República – Domingo 19 de Nov. 2006.

 

 

JALADOS EN LIBERTAD SINDICAL

 

“La principal objeción de los demócratas para no ratificar el TLC

es que no pueden competir con un empresariado peruano que

goza de tantas ventajas comparativas en el tema laboral”.

 

Adolfo Granadino, Dirigente Portuario.

 

 

MALA CONDUCTA.  Estudio realizado por Plades revela que las transnacionales realizan acciones para debilitar las organizaciones de los trabajadores.  Solo el 12% de la PEA está sindicalizada, dice CESDEN. Libertad Sindical y Negociación Colectiva son trabas para TLC.

 

Por Lilia Guerra.

 

Si bien la mayoría de las empresas en el país prefiere que no existan sindicatos, la carencia y debilidad de esas organizaciones a veces tan atacadas han puesto en entredicho la ratificación por el Congreso Estadounidense del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU.

 

Es que según el Partido Demócrata (PD) de EEUU, ahora mayoría en el Congreso estadounidense, y del cual depende la ratificación del TLC, el Perú está jalado en derechos laborales, específicamente en libertad sindical y negociación colectiva. Ambos forman parte de los postulados del Trabajo Decente que están obligados a desarrollar los países miembros de la organización Internacional del Trabajo (OIT).

“La formación de los sindicatos es el pilar de los derechos laborales. A través de ellos se hacen las negociaciones colectivas para aumentos, se protege al trabajador de despido intempestivo, entre otros aspectos”, dice Juan Carlos Vargas, Director del Programa Latinoamericano de Desarrollo ( PLADES ).

Según el Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional ( CESDEN ), el nivel de sindicalización en el Perú alcanza al 12% de la Población Económicamente Activa (PEA).

El Estudio “Las empresas transnacionales y los derechos laborales fundamentales en el Perú 2005”, elaborado por Plades, revela que el 78% de trabajadores de 20 transnacionales objeto del estudio no estaban afiliados al sindicato.

De acuerdo a la publicación, el 72% de las 20 empresas bajo análisis realizan acciones para debilitar al sindicato o ponen duras condiciones para la negociación de convenios colectivos a pesar de anunciar pomposamente programas de responsabilidad social.

Ellas son: Backus, BBVA Banco Continental, JR Lindley (Coca Cola, Inca Kola), Minera Barrick Misquichilca, Telefónica, Endesa (Edelnor, Edegel), Luz del Sur, Newmont Mining Corporation (Yanacocha), Owen Illinoie y Nestlé. Las empresas que violan de manera sistemática los derechos laborales fundamentales son: Shougang Hierro Perú, Petro Tech y el Banco del Trabajo.

Según los trabajadores de esas empresas, quienes se afilien al sindicato reciben cuestionamientos y advertencias de sus jefes inmediatos respecto a las consecuencias negativas que ello tendría en su carrera dentro de la empresa.

Se producen despidos de sindicalizados en precisos momentos que se desarrolla la negociación colectiva. Se da una bonificación a quienes renuncien al sindicato. Se contrata cada vez más trabajadores indirectos (tercerización).

Algunos, como en el caso del Banco del Trabajo, demandan judicialmente la disolución de la organización sindical por considerar que esta no reúne los requisitos de ley.

 

MUCHA INFORMALIDAD

 

Gremios empresariales como la Cámara de Comercio de Lima (CCL) aseguran que no se violan los derechos laborales y que más bien las normas son rígidas, pues impiden el despido de trabajadores poco productivos y la contratación de personal.

Gino Kaiserberger, del CESDEN, explica que el bajo nivel de sindicalización se debe al alto nivel de informalidad en que se desarrollan las empresas, la extinción de grandes fábricas y la preferencia por los contratos a plazo fijo.

“El PD afirma que en el Perú no hay legislación que proteja los estándares labores de la OIT. Lo que Hernando de Soto debe aclarar es que si existe. La discusión es por que no se cumple. Ese es otro tema” precisa.

 

SINDICALIZADOS VERSUS NO SINDICALIZADOS.

Problemas laborales como la libre sindicalización y la negociación colectiva pusieron en jaque la ratificación del TLC.

 


REFERENCIA:                  Número de Trabajadores no Sindicalizados.

 

                       

                                           Número de Trabajadores Sindicalizados.

 

 

BACKUS

BBVA

BANCO DEL TRABAJO

BARRICK

ENDESA

(Edelnor, Edegel)

PETROTECH

YANACOCHA

Grupo TELEFONICA

61%

95%

95%

89%

76%

89%

79%

83%

39%

5%

5%

11%

24%

11%

21%

17%

 

 

NOTAS:

EL 78% DE LOS TRABAJADORES DE 20 TRANSNACIONALES NO ESTÁN AFILIADOS A UN SINDICATO, DICE EL INFORME DE PLADES.

EL 72% DE LAS 20 TRANSNACIONALES BAJO ANÁLISIS REALIZAN ACCIONES PARA DEBILITAR AL SINDICATO.

 

CIFRAS:

1,467   Inspecciones laborales para comprobar despidos arbitrarios realizó el MTPE.

132 denuncias de término de vínculo laboral también recibió el MTPE en el año (2006).

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Google

Luchas libres a principios del Siglo XX

Por Jorge Paredes - 22 de Diciembre, 2006, 20:40, Categoría: General

Una nota interesante, recogido del El Dominical de El Comercio del día 18 de junio del 2006. Autor es Jorge Paredes; queremos aclarar que hay algunas apreciaciones que no compartimos pero no por eso desmerece el artículo publicado en estas páginas.....

 

MOVIMIENTOS ANARQUISTAS

 

LUCHAS LIBRES  A INICIOS DEL SIGLO XX

La utopía libertaria en el Perú

 

Este es el título de un volumen que rescata las luchas obreras de principios del siglo veinte por la jornada de las ocho horas de trabajo a través de los documentos de dos de sus líderes: los panaderos Manuel y Delfín Lévano.

 

Por Jorge Paredes.

 

Acaba de aparecer la utopía libertaria en el Perú ( Fondo Editorial del Congreso), que recoge el espíritu de los obreros anarquistas de inicios del siglo XX, padres de la lucha por las ocho horas de trabajo.

Conversamos, con Cèsar Lévano, uno de sus autores y nieto e hijo de estos pioneros.

 

1901, El siglo veinte se inicia en Lima con una huelga de panaderos. La ciudad acostumbrada al consumo de pan ( en la panadería popular de la época se podía encontrar hasta trece variedades), siente la pegada. A partir de entonces se sucederán diversas paralizaciones en 1904, 1906, 1909, 1912, 1913, 1915, 1916 hasta la consecución de la jornada de las ocho horas de trabajo en 1919. Los gestores de estas luchas fue un grupo de obreros panaderos olvidado por la historia oficial, que sin embargo logró organizar a los diversos sindicatos de Lima y otras ciudades alrededor de las ideas anarquistas de Manuel Gonzáles Prada. Eran tiempos difíciles. Estos hombres tenían que trabajar de noche, de doce a quince horas, en condiciones paupérrimas, y su despido dependía más  o menos del humor del capataz de turno. Aún así se dieron tiempo y maña para organizar a los dispersos gremios obreros, escribir artículos, editar periódicos, animar veladas sindicales y fundar centros culturales en Barrios Altos, La Victoria, Vitarte y otros barrios de la ciudad. Dos de las cabezas visibles de este movimiento fueron Manuel Caracciolo Lévano Chumpitás y su hijo Delfín Lévano, ambos, ahora, rescatados del anonimato por un libro que recoge de primera mano la historia de anarcosindicalismo peruano.

El volumen es una compilación de discursos, artículos, manuscritos, conferencias y material poético y en prosa del movimiento y su coautor –junto a Luis Tejada-es el periodista y profesor universitario César Lévano, hijo y nieto de estos dos pioneros.

De voz sosegada, pero vigorosa, Lévano siente que ha pagado un tributo personal e histórico, pues el libro no es solo un relato intimista de dos luchadores sociales, sino también una fuente indispensable para los historiadores, quienes, en adelante, no podrán eludir los hechos que aquí se narran. “ Para mi ellos son como los Guamán Poma del movimiento obrero inicial, dice.

 

 

¿El libro es una recompensa histórica de los obreros anarquistas de inicios del Siglo XX?

El movimiento anarquista peruano tiene como maestro a Manuel Gonzáles Prada. Ese aristocratismo que se le reprocha a Gonzáles Prada no es cierto. Él iba al callejón donde yo nací  (Jirón Mapiri, hoy Aljovín) a visitar a mi padre. Esa fue la gran influencia ideológica de ellos. Él les enseño, sobre todo, que las reinvidicaciones sociales no servirían de nada si el trabajador no tenía un afán por la cultura y la dignidad. Y no solo el trabajador de la ciudad, sino también el indio y el campesino. Hay huellas del trabajo de los anarquistas en Lima, Trujillo, Chiclayo, en la sierra central, Cusco, Puno. Es evidente que este movimiento ayudó al nacimiento del APRA y del Partido Socialista de Mariátegui y también fue fuente del indigenismo de los años veinte en el Cusco, muchos de sus miembros eran ex anarquistas o anarquistas.

 

El movimiento tenía como padres intelectuales a los anarquistas rusos.

Yo creo que la mayor influencia no fue Bajunin, sino Koprovski, el príncipe ruso. Pero a diferencia de los anarquistas de otras partes, que eran violentos, ellos nunca incidieron en un acto terrorista, nunca pusieron una bomba ni mataron a un gobernador, ni aun presidente, jamás. Su interés mayor estaba en organizar el movimiento obrero, después buscaban la reivindicación social y un componente importante de su discurso fue su vocación de cultura y su sentido de lo nacional. Luego, tenían un sentido ético y moral muy grande y el valor que más proclamaron fue la solidaridad. En el pabellón de los tejedores de Vitarte esta la palabra “Solidaridad”, que según me contó Héctor Merel, un vitartino de la época, fue puesta por mi padre.

 

¿Ochenta años antes de Walesa?

(Risas). Sí, pues. Ese sentido de la solidaridad y desde luego su apartamiento de la política. Hasta el último, ellos no creían ni en el aprismo ni en el socialismo. Creían más en una especie de utopía libertaria, que el movimiento obrero podía hacer colapsar al capitalismo, sin la ayuda de ningún partido.

 

Una aclaración importante del libro es sobre quiénes fueron los gestores de la jornada de las ocho horas, ¿Haya no fue el padre de la idea como muchos piensan?

En el libro se recoge el discurso de mi abuelo del 1º de mayo de 1905, donde él plantea la conquista de las ocho horas. También se reproduce el fragmento del estatuto de la Federación de Panaderos La Estrella del Perú y ahí dice con mucha claridad, “luchar por las jornadas de las ocho horas”. Ellos comenzaron esas luchas. En 1917, en Huacho, hubo una matanza terrible (150 mujeres ), cuando las fuerzas del Estado reprimieron una movilización de campesinos que reclamaban las ocho horas de trabajo, y en esa época el señor Haya de la Torre todavía no había venido a Lima.

 

Sobre la actividad cultural de los anarquistas, siempre me causó impresión cómo, siendo obreros, podrían tener ese gusto por el teatro, la poesía, incluso la ópera.

Lo interesante es que tanto el Centro Apolo (creado en 1906) como el Teatro de Vitarte eran de obreros. Ellos ponían obras teatrales de Florencio Sánchez, quien es hasta ahora el mayor autor teatral que ha dado América Latina, y quien creó la Obra El Canillita, nombre con el que desde entonces se conoce a los vendedores de periódicos. Ellos hacían adaptaciones de obras de Tolstoi, y si uno piensa ese era el mejor teatro de Lima en ese momento, interpretado por hombres y mujeres trabajadores. Hay una entrevista que le hacen a Carlos Revolledo, el actor teatral de la primera mitad del siglo XX, y él contaba que se inició en el grupo teatral obrero y que hacían teatro de la calle, imagínate cien años antes.

 

¿Cómo eran estas jornadas culturales?

Eran veladas. Hacían el programa en los capillos de bautismo, y uno se asombra de lo que ahí se anunciaba: primero se cantaba la internacional, que era el himno de los trabajadores; después alguien recitaba; y otro obrero cantaba una aria de opera, algo increíble. Y después, venía la fiesta propiamente dicha. Los sindicatos eran movimientos sociales y culturales.

 

Cuándo salió Horas de lucha, el libro de Gonzáles Prada, se hizo una gran velada para recibirlo.

Si,  pero la más importante fue la del 1º de mayo de 1905, cuando González Prada pronunció su discurso El intelectual y el obrero, un acto decisivo en el sindicalismo peruano, que tuvo un peso y una trascendencia enorme,. En esa misma ceremonia mi abuelo pronunció el discurso donde reclamaba por las ocho horas de trabajo. Ambas intervenciones fueron publicadas en La Prensa, el 2 de mayo de 1905.

 

El libro también recoge importante material en prosa y en verso y muchos textos son firmados por Lirio del Monte, ¿quién era este personaje?

Era mi padre. Se llamaba Delfín Amador Lévano Gómez y a veces firmaba como Amador Gómez. Mi abuelo también firmaba a veces como Manuel Chumpitás o Comnalevich. Pero normalmente mi padre era más literato.

 

Ahí se recoge el cuento “Noche de Navidad”, que es un relato áspero, de gran intensidad, y que denota, además, el nivel cultural de su autor. Pocos podrían pensar que se trataba de un trabajador panadero de entonces.

Sí, cuando estábamos armando esta edición, Rafael Tapia, (del Fondo Editorial del Congreso) se sorprendía de la energía de estos hombres. Tenían un estilo de luchadores, que entregaban el alma, aunque siempre eran equilibrados emocionalmente.

 

¿Y cómo se fue apagando el movimiento?

Surgió la división, y al mismo tiempo fue emergiendo el aprismo y después el socialismo. Pero también hubo una represión muy fuerte durante el gobierno de Leguía y después durante las dictaduras de Sánchez Cerro y Benavides. Entonces, quedaron los apristas y comunistas, que tenía ideas más modernas. Pero se perdió ese sentido del sindicato como instrumento de cultura. Ahora para el 1º de mayo hay sindicatos que organizan bailes, juegos de fulbito y ni se acuerdan el significado de esta fecha.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Google